Ubuntu en dispositivos táctiles

Desde hace varias semanas vengo probando como funciona Ubuntu Desktop 19.04 en un dispositivo táctil sin teclado. Os cuento como ha sido mi experiencia.

Ubuntu en dispositivos táctiles

El caso es que tengo un pc (o tablet) Microsoft Surface Pro 1 en el que tenía instalado Windows 10. La verdad es que esa combinación funciona muy bien para el uso que hago de este dispositivo: consultas varias en internet, escribir este blog, sincronizar algún gadget, etc., en fin, un uso lúdico y poco intensivo. Pero desde hace ya algún tiempo rondaba por mi cabeza la idea de probar cómo iría con alguna distribución de Linux.

Microsoft Surface Pro 1

Para aquellos que no conozcan este dispositivo os dejo una pequeña presentación. El equipo tiene ya algunos añitos, concretamente 6, salio a la venta en 2012 pero yo lo adquirí en 2013. Tiene un procesador Intel Core I5-3317U con dos cores a 1.70GHz, 4GB de memoria RAM, 128GB de disco duro SSD y una pantalla de 10,6 pulgadas con una resolución de 1920×1080.

En la practica es un equipo pesado en relación a su tamaño, se calienta demasiado y su batería difícilmente duraba dos horas con Windows 8 o con Windows 10.

Elección de distribución

En mi ordenador personal utilizo Xubuntu, y estoy muy contento con esta distribución, de hecho me siento mucho más cómodo con su escritorio Xfce que con GNOME o KDE, así que fue mi primera opción. Pero tras probarlo desde un live usb lo descarté sobre la marcha, el teclado en pantalla no aparecía por defecto, y aunque sé que podría encontrar alguno en los repositorios, digamos que lo tomé como un presagio y no tenía ganas de buscarme complicaciones.

La segunda opción fue Ubuntu 19.04, también desde live usb. En este caso el teclado en pantalla apareció desde que situé el foco en un cuadro de texto. Y aunque en ese momento existían algunos detalles que no me convencían, la existencia de apartados dedicados a la configuración de accesibilidad para ratón y teclado, unido al teclado en pantalla me convencieron. Así que me despedí de Windows e instalé Ubuntu, un HD de 128GB no es territorio para que convivan dos sistemas operativos.

Experiencia con Ubuntu en dispositivos táctiles

Y ahora que ya os he soltado la chapa, vamos a revisar los aspectos que considero más relevantes de mi experiencia con Ubuntu en la tablet Microsoft Surface.

Teclado en pantalla

Ubuntu Desktop tiene el teclado en pantalla instalado por defecto, así que podremos utilizarlo tanto ejecutando la distro desde el live usb como en el proceso de instalación, y por supuesto una vez instalado en nuestro equipo.

El teclado en pantalla está estéticamente bien logrado y no me resulta nada intrusivo en el despliegue, es más estos dos puntos me parecen sensacionales. Su funcionamiento es bueno, salvo al escribir en la barra de direcciones de Firefox que tiene un comportamiento errático. Este problema no lo he notado en ningún otro programa.

El principal inconveniente con este teclado es que es excesivamente sencillo, no dispone de teclas de dirección, ni de teclas de función (F1, F2…), ni de teclas de control (Alt, Ctrl, Esc…). Parece pensado para utilizarse en una tablet tipo Android más que en un pc.

Esto me ha obligado a instalar un segundo teclado en palla para solventar las situaciones en las que necesito hacer uso de alguna de las teclas de las que no dispongo, algo que me resulta muy engorroso.

Este teclado auxiliar se llama Florence Virtual Keyboard, y está muy bien para salir del paso, pero personalmente no me convence como teclado principal. Si quieres instalarlo:

sudo apt-get update
sudo apt-get install florence

Afortunadamente este tipo de teclas, por el uso que hago del dispositivo, las utilizo poco. Pero si tú haces uso intensivo de ellas, el teclado en pantalla de Ubuntu se te quedará corto.

Stylus

La tablet Microsoft surface 1 viene con un lápiz o stylus con cuatro funciones principales: puntero, click izquierdo, click derecho y borrar. Mi stylus ha perdido esta última funcionalidad así que os hablaré de las otras tres.

El puntero funciona perfectamente, al igual que la simulación del click del botón izquierdo del ratón. La simulación del click derecho en cambio no funciona desde un principio, pero tras una sencilla búsqueda en internet pude solucionarlo. Tan solo tenemos que hacer que Ubuntu ejecute el siguiente comando tras el arranque:

xmodmap -e "pointer = 1 3 2 4 5 6 7 8 9 10"

Acciones táctiles

El manejo de la tablet sin el lápiz está conseguido a medias. Si bien la respuesta a las acciones táctiles es buena, no he conseguido simular el click derecho del ratón de una forma satisfactoria. A pesar de que en el apartado «Acceso Universal», dentro de la configuración de Ubuntu, existe un apartado para este propósito, el resultado no me ha convencido en absoluto.

Rotación de pantalla

La rotación de la pantalla es otra de las funcionalidades que vienen por defecto. Su funcionamiento es muy bueno, la respuesta al giro es adecuada y el escritorio y los programas se adaptan perfectamente a visualizaciones tanto horizontales como verticales. Además en las herramientas situadas en la esquina superior derecha podemos bloquear la rotación, algo muy de agradecer en un dispositivo de estas características.

Duración de la batería

Un aspecto que me ha sorprendido gratamente y que no me esperaba es la duración de la batería. Si con Windows 10 rara vez conseguía tener dos horas reales de uso de la tablet, con Ubuntu he conseguido duplicar esta autonomía. Evidentemente esto dependerá del uso que hagamos del dispositivo, y es posible que en usos más intensivos la diferencia entre los dos sistemas se reduzca.

Además, algo con un origen muy en relación a la duración de la batería, es que la tablet ahora se calienta menos que cuando tenía instalado Windows.

Conclusión

El uso de Ubuntu en dispositivos táctiles tiene sus luces y sus sombras. La experiencia de usuario está lejos de ser perfecta, pero aun así, para mi ha sido más que suficiente para decidirme a cambiar.

Créditos, referencia y artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *